Los Tres Desafíos del Product Manager

Los Tres Desafíos del Product Manager
El rol del product manager es uno de los más complejos de las empresas de producto digital. Es la persona responsable de traducir la estrategia de la organización en productos de éxito, y para ello debe disponer de una serie de skills transversales y lidiar con expectativas, objetivos y necesidades de varios departamentos y partes interesadas de la organización.

Es un rol muy exigente pues requiere de una conjunción de soft skills y hard skills a muy alto nivel. Desde el liderazgo, la comunicación y la negociación, hasta el análisis competitivo, el marketing, la tecnología y experiencia en la industria o sector del producto.

Hay muchos desafíos en el camino de product managers. Pero sin duda hay tres que son los que más preocupan, con mucha diferencia:
  1. Construir los productos correctos
  2. Ausencia de foco y alineamiento
  3. Priorización
Vamos a ver cada uno de estos desafíos en detalle y cómo podemos hacer la vida más fácil a Product Managers.

Libro LEAN PRODUCT MANAGEMENT

¿Quieres aprender los fundamentos de la gestión de producto moderna? Empieza con nuestro libro gratis en Lean Product Management.


Construir Cosas Que Nadie Quiere

Varios estudios publicados en los últimos años y nuestra propia experiencia confirman que el desafío número uno, con diferencia, es saber que estamos construyendo los productos correctos.

Esta es la primera causa de fracaso de las startups y un gran problema también en empresas establecidas. En el caso de las startups, un 42% atribuyen a la falta de una necesidad real del mercado el fracaso de su proyecto.

Muchas product managers establecen prioridades de la hoja de ruta sin feedback real del mercado.

En una encuesta realizada por Mind The Product en 2016, el 49% de las product managers encuestadas dijeron que su principal desafío era poder realizar una investigación de mercado adecuada para validar si el mercado realmente necesita lo que están construyendo. Cuando miramos solo las respuestas de los PMs de empresas establecidas, esta cifra salta hasta un 62%.

Algunas situaciones muy habituales que nos encontramos en nuestros clientes son por ejemplo:
  • Product managers que deben tomar decisiones sobre cómo mejorar el producto sin datos sobre que funcionalidades son más valiosas para los usuarios
  • Stakeholders rellenando el roadmap con ideas de muy alto nivel sin ningún tipo de exploración ni validación previa
  • Product managers que están tan ocupados escribiendo especificaciones o trabajando en la operativa diaria del equipo que no se pueden dedicar al descubrimiento de producto o la investigación de mercado.
Como gerentes de producto, nuestro trabajo es asegurarnos de que nuestro equipo está construyendo el producto correcto, pero muchos de nosotros no sentimos que lo estamos haciendo. De hecho la presión por la entrega, las fechas y las peticiones de stakeholders nos dejan muy poco tiempo para nuestra tarea esencial. 

Resulta frustrante pensar en cuanto tiempo, dinero y energía se desperdicia construyendo cosas que el mercado no quiere ni necesita. Pero existe solución a este problema.

En las organizaciones de producto modernas todo el mundo es consciente de que el futuro no se puede predecir, y que ni los clientes saben lo que quieren, ni los equipos lo que deben construir. Por tanto, adoptan un enfoque empírico desde la estrategia hasta la ejecución.

En las organizaciones de producto modernas todo el mundo es consciente de que el futuro no se puede predecir, y que ni los clientes saben lo que quieren, ni los equipos lo que deben construir. Por tanto, adoptan un enfoque empírico desde la estrategia hasta la ejecución.

Una mentalidad de descubrimiento continuo de producto es la receta para dejar de construir productos o funcionalidades que nadie quiere.

Ausencia de Foco

La ausencia de foco es un mal que afecta a cualquier empresa de cualquier tamaño hoy en día. Con los cambios en los hábitos de los consumidores, la digitalización y la globalización siempre tenemos muchas más ideas que capacidad para hacerlas. Además, hay distracciones continuas de nuestros competidores o por cambios en nuestra industria.

Con tantas cosas para hacer y tantos lugares hacia donde ir, es fácil perder el norte.

He trabajado con muchos gerentes de producto y he sido uno yo mismo. Creo que el segundo mayor desafío para un gerente de producto es la falta de foco.

El mundo de la gestión de producto es un gran océano posibilidades. Miles de posibles clientes con los que hablar, un sinfín de datos para analizar y tantas funcionalidades nuevas como se te ocurran para construir. Pero sin una estrategia que nos ayude a concentrarnos, estaremos increíblemente ocupados pero no avanzaremos.

Cuando tenemos una estrategia sólida que se enfoca en el problema que estamos tratando de resolver, sabremos qué preguntas hacer a los clientes, qué métricas mirar y qué funcionalidades se alinean mejor con los problemas de los clientes y la estrategia.

Esta es la razón por la cuál los OKRs y los Frameworks de Métricas se han convertido en unas de las técnicas más utilizadas por la empresas de producto para maximizar el foco y el alineamiento estratégico a todos los niveles y a lo largo de toda la organización.

Priorización

En la cabeza de un product manager hay una pregunta recurrente: ¿Qué es lo siguiente que debemos hacer?

Si estás en las etapas iniciales del ciclo de vida de un producto, estarás evaluando la oportunidad de mercado y los riesgos del modelo de negocio, a medida que avanzas hacia product-market fit te interesará más validar la propuesta de valor y seleccionarás aquellas características que mejoren el engagement y la retención, y una vez conseguido
product-market fit priorizarás aquellas funcionalidades que generen mayor crecimiento.

En nuestras formaciones y acompañamientos para product managers y product owners, sin duda la priorización ocupa un lugar destacado en la lista de desafíos y dificultades.

Sin embargo, las dificultades en priorizar el roadmap o el backlog de producto son un síntoma de un problema mayor. Que es justamente la falta de foco, la falta de alineamiento a lo largo de la organización y el desconocimiento de las necesidades del mercado.

Si un equipo conoce la estrategia de la empresa y los objetivos estratégicos, la visión de producto, estrategia de producto, objetivos de producto y un marco de métricas de producto para la mejora continua, entonces la priorización es inmediata.

Las iniciativas de más alto nivel que ejecutivos y stakeholders desean incorporar al roadmap de producto se filtrarán por la estrategia de la organización, los objetivos estratégicos, la vision y estrategia de producto.

Los experimentos a realizar para mejorar el producto se filtrarán por los objetivos de producto y las métricas.

Y los ítems del backlog de producto por los beneficios esperados de negocio y las métricas que miden el impacto en los clientes.